Bolivia usará gas natural en lugar de exportarlo

combus

Fuente: diariolibre.com.do

LA PAZ, BOLIVIA. Bolivia prefiere dejar de exportar gas natural licuado (GNL) como proyectaba hace unos años y lo usará más bien para impulsar a una treintena de pueblos postergados que todavía usan leña como combustible, informó el presidente de la estatal petrolera.

El GLN es relativamente nuevo en Sudamérica como formato de comercialización a gran escala y en Bolivia «estamos empleando esa tecnología para un proyecto social», dijo Carlos Villegas presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), durante una inspección el viernes a una planta de licuefacción que construye la empresa en el centro del país.

Las poblaciones que todavía usan la leña como combustible o que procesan café o cítricos en máquinas manuales rudimentarias tendrán acceso a gas natural barato para impulsar su desarrollo a partir del segundo trimestre de 2015, explicó.

YPFB invierte 144 millones de dólares en la primera planta de transformará el gas en líquido (licuefacción) para ser transportado en cisternas a 27 estaciones, que transformarán el líquido en gas (regasificación) para su distribución a los usuarios a través de una red de cañerías en construcción en 27 localidades de más crecimiento demográfico.

Más del 50% de las exportaciones de Bolivia son de gas natural (a Brasil y Argentina). El GNL tiene un triste recuerdo para los bolivianos. Un proyecto para exportarlo a Norteamérica desató una convulsión social que precipitó la caída del gobierno en 2003.

Las poblaciones que todavía usan la leña como combustible o que procesan café o cítricos en máquinas manuales rudimentarias tendrán acceso a gas natural barato

Amplios sectores rechazaban el proyecto porque iba a potenciar a la zona costera del norte de Chile, donde se construirían las plantas de regasificación. Bolivia mantiene disputas históricas con Chile.

Desde que el presidente Evo Morales nacionalizó los hidrocarburos en 2006, en ningún terreno avanza tanto la industrialización de materias primas como en esa industria.

Su gobierno invierte cerca de 2.000 millones de dólares en dos plantas de separación de líquidos, una de licuefacción y otra de amónico y urea, cuya construcción está a cargo la surcoreana Samsung Engineering y cuya conclusión está prevista para 2016.

Bolivia proyecta exportar fertilizantes a sus vecinos: Brasil, Argentina y Paraguay que afrontan un acelerado crecimiento agrícola y a la vez potenciará su agroindustria, dijo Villegas.

© 2010-2020 Fundación Energía y Desarrollo.