Plantea licitar contratos con generadores vencen en 2016

shutterstock_68651395

Fuente: diariolibre.com

Santo Domingo. Los contratos para la generación de electricidad entre empresas generadoras y distribuidoras del sistema deberían otorgarse a partir de procesos de licitación en los que participen los oferentes que brinden la energía a menor costo y con fuentes de producción eficiente. Así lo planteó el especialista en el tema eléctrico, Bernardo Castellanos, al recordar que en dos años vencen los contratos firmados con las generadoras en 2001, en el marco del acuerdo de Madrid.

Castellanos expresó que en lugar de renegociar esos contratos, las distribuidoras deben licitarlos según lo establece el artículo 110 de la Ley General de Electricidad y, que se debe permitir la participación tanto de los agentes que incursionan en el mercado actual, como de los potenciales que quieran invertir. Entiende que, como forma de garantizar precios bajos a las distribuidoras y que permitan una tarifa eléctrica más razonable para los usuarios regulados, la licitación deberá estar limitada a plantas de generación eficiente que produzcan energía a partir del carbón, gas natural, biomasa y fuentes renovables como las hidroeléctricas y eólicas. Mientras, las plantas de generación ineficientes con altos costos de producción a base de derivados del petróleo, deberían quedar fuera del proceso, pudiendo vender su producción de energía en el mercado spot y/o a usuarios no regulados, según su planteamiento.

Castellanos citó ejemplos de países como Panamá y Guatemala, donde se han realizado licitaciones restrictivas y orientadas a plantas que utilicen combustibles más económicos.

Consideró que con la licitación, además, se daría cumplimiento al mandato de la Ley de Electricidad que indica que las «ventas de electricidad por contratos no podrán ser mayores de 80% de la demanda del Sistema Eléctrico Interconectado (SENI), garantizando que el mercado spot represente en el balance anual de energía y potencia eléctrica suministradas, como mínimo, un 20% de la totalidad del consumo nacional del SENI».

Un regulador independiente

Sostuvo que lo que necesita el sector eléctrico para salir de la encrucijada y del hoyo financiero en que está es, además de la reducción de las pérdidas de las distribuidoras, de la reducción del déficit financiero y de los gastos corrientes excesivos de las distribuidoras y la CDEEE, del cambio y diversificación de la matriz para reducir costos, es un regulador independiente que ejerza sus funciones de juez y árbitro apegado a la institucionalidad, al respeto y al cumplimiento de la ley y del marco jurídico existente.

© 2010-2020 Fundación Energía y Desarrollo.