El sector privado puede liderar la diversificación

shutterstock_86108215

Fuente: listin.com.do

La Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) asegura que el sector privado local e internacional tiene la disponibilidad para realizar las inversiones en generación necesarias, dentro del marco de licitaciones abiertas, logrando con ellas los precios más competitivos deseados.

El vicepresidente ejecutivo de la entidad, Milton Morrison, asegura, sin embargo, que la entrada de dos nuevas plantas generadoras de energía a carbón al sistema eléctrico no garantizan una reducción en el precio del kilovatio hora al consumidor, ya que es necesario atacar otros puntos que impactan la estabilidad financiera de las distribuidoras, como son las pérdidas técnicas y no técnicas.

Morrison expresó que esa institución apoya toda iniciativa que tienda a reducir los costos de la electricidad a los consumidores, siempre y cuando se cumpla la Ley General de Electricidad y se cubran todos los costos de la cadena de suministro de manera íntegra, sin afectar negativamente las inversiones realizadas y por ejecutar.

“La ADIE se pregunta sobre la idoneidad de que el Estado dedique recursos y crédito público a la generación, cuando existen serias necesidades de inversión en distribución y transmisión, así como en las demás prioridades nacionales”, sostiene el vicepresidente ejecutivo de la ADIE.

Morrison señala que en los próximos cinco años la distribución necesita de por lo menos US$900 millones, la transmisión de otros US$350 millones, lo cual es en adición a los US$2,000 millones que se requerirían para poner a generar los 600 megavatios proyectados a carbón.

Apunta que los recursos que se necesitan para rehabilitar redes de distribución y transmisión, así como para la nueva generación no incluyen el subsidio anual a la tarifa y al déficit de las distribuidoras. Este año hay presupuestados RD$53,000 millones para la sostenibilidad financiera de las EDE.

Según el ejecutivo de la ADIE, es un reto para el Estado hacer inversiones en plantas de generación, tanto desde la perspectiva de retorno económico como de la calidad de la instalación física de los equipos, maquinarias y facilidades. “Podemos recordar las condiciones del parque de generación estatal antes del proceso de capitalización; eran plantas prácticamente inservibles”, apunta Morrison.

(+)
SOBRE EL PAPEL DEL SECTOR PRIVADO
CUESTIONAMIENTOS: 
El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), Milton Morrison, explicó que ante el cuestionamiento de falta de inversión privada en generación, lo cual rechaza, destacó que en los últimos tres años el sector ha invertido más de US$500 millones en energía eólica, gas natural y carbón.

Sin embargo, enfatizó que el sector privado no puede invertir en nueva generación sin una aprobación estatal, ya sea por medio de licitaciones y concesiones.

“Cabe destacar que la licitación que lleva a cabo la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) es para el Estado ser dueño de las plantas, no el sector privado”, dijo.

Morrison señaló que la falta de un flujo de caja sano en el subsector (déficit de las distribuidoras) ha creado deudas que introducen un obstáculo a la nueva inversión.

Según el ejecutivo a los productores locales, quienes han acumulado deudas significativas, se les dificulta realizar nuevas inversiones cuando las cuentas por cobrar se mantienen al nivel de los últimos años.

© 2010-2017 Fundación Energía y Desarrollo.