Informe CDEEE critica débil gestión en EDES

Las distribuidoras pagan muy caro el kilo de energía eléctrica que reciben de los generadores, a lo que se suma las pérdidas por hurto.
Las distribuidoras pagan muy caro el kilo de energía eléctrica que reciben de los generadores, a lo que se suma las pérdidas por hurto.

 

Fuente: Listin Diario

Jairon Severino
jairon.severino@listindiario.com

Santo Domingo

La búsqueda de una solución definitiva al problema energético del país ha dejado importantes lecciones aprendidas en los últimos ocho años, según revela el Plan Plurianual del Sector Eléctrico 2013-2016, el cual está orientado dentro del Estrategia Nacional de Desarrollo.

Una de las conclusiones a las que llegan los técnicos de la Dirección de Reducción de Pérdidas y Distribución de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), quienes también reconocen algunos avances, es que las acciones comerciales implementadas por las EDE han resultado insuficientes para captar usuarios y convertirlos en clientes disciplinados y en ciclo comercial.

Un levantamiento que hicieron técnicos de la CDEEE, en la base de datos de las distribuidoras, determinó entre otras anomalías, que al cierre de 2012 existían 421,264 clientes contratados, pero que no realizaban pago alguno, lo que significa que se tomaban en cuenta para el cálculo de resultados y para otras decisiones.

En realidad eran cuentas inactivas. “Existe un gran número de clientes insatisfechos, fruto de la mala calidad y no continuidad del servicio que reciben de parte de las empresas de distribución”, detalla el informe.

El informe, que implícitamente reconoce la necesidad de inversión en las redes de distribución y otros niveles del sistema, señala que solo un 38% de los clientes, equivalentes a 823,810, están en circuitos 24 horas, de un total de 2,169,662 contratados.

Resalta también cortes injustificados a clientes con excelente historial de pago solo por haberse retrasado un día o dos.

Los técnicos identificaron que la falta de equipos de medida y materiales para normalizar los suministros ocasiona el continuo deterioro de las instalaciones de distribución, lo cual ha incrementado el número de clientes en conexión directa.

Destaca que la falta de medidores a clientes que apenas pagan un valor fijo mensual ocasiona que el consumo sea irracional, aumentando las pérdidas de las distribuidoras. Las estadísticas establecen que hay alrededor de un millón de usuarios con conexión directa.

El informe de la CDEEE establece que los resultados económicos negativos de las EDE no les han permitido disponer de recursos para desarrollar de proyectos de reducción de pérdidas en el volumen, y con la regularidad requerida para producir cambios sustanciales en los indicadores de reducción de pérdidas y recuperación financiera.

Los resultados de los últimos cinco años (2008 al 2012) ubican un balance negativo de -US$2,500 millones entre compra y cobro de energía y de-US$3,800 millones en la parte operativa. En este período, según el informe, apenas se han registrado US$167 millones de inversión en proyectos de reducción de pérdidas, a pesar de haberse identificado una necesidad de US$750 millones en el período.

El informe técnico señala que como consecuencia de las debilidades de las EDE para mejorar el servicio y gestionar su cartera de clientes, se ha creado un sentido de impunidad de parte de la comunidad, respecto del hurto y de la irregularidad en sus obligaciones contractuales de pago del consumo de energía eléctrica.

Subraya que cerca del 25% de los clientes (600,000) son usuarios irregulares o sin contrato, porque se resisten a pagar por el servicio.

Esperanza:
LA RECUPERACIÓN ES POSIBLE CON PLANES

A pesar del panorama que describen los técnicos, en su informe señalan la posibilidad de aplicar mejoras en la gestión que redundarán en una mejoría de las finanzas y de la percepción de los clientes.

“Se identificó una posibilidad de mejora mediante la unificación de criterios para aplicar las mejores prácticas de gestión de pérdidas, de modo que se aproveche el alineamiento y los recursos dispuestos por el Estado dominicano, para enfrentar la problemática de manera unificada, evitando duplicidad de esfuerzo, generando sinergias y maximizando el aprovechamiento de los recursos disponibles”, apuntan los técnicos que prepararon el informe.

© 2010-2017 Fundación Energía y Desarrollo.